¡Extraño ir al cine!

Todos extrañan lo que hasta tiempo reciente fue una parte de sus vidas. La pasión de los partidos del fútbol entre amigos, las salidas a una cena los sábados o las reuniones con las amigas de los viernes.

Al fin, los sábados y domingos del deporte amado y practicado.

Cuántos tienen nostalgias y pagarían cualquier cifra por ir a una fiesta, un quince, un casamiento y hasta los festejos del cumpleaños del abuelo.

Quién no tiene recuerdos de los paseos de los fines de semana largos, donde las escapadas a otros paisajes y otras provincias era posible. El mar, la montaña, el río, la nieve, todos los paisajes amigos que eran oasis de las vidas rutinarias de estrés.

Por supuesto que la juventud muere por los boliches y los recitales, e incluso, el compartir con los compañeros del jardín de infantes, la primaria o la secundaria.

Sin embargo, esperancinos han manifestado otra pasión que el virus ha escondido tras su presencia transparente. “¡Quiero ir al cine, extraño ir al cine!” dicen en voz alta.

Y es que Esperanza tiene un hermoso cine que es la envidia seguramente de muchas localidades, con precios que eran y seguramente seguirán siendo accesibles para todas las familias.

Miles de esperancinos, de todas las edades, disfrutaron hasta marzo de este año 2020, de ese paseo hermoso donde la imaginación iba al poder.

Las románticas, las de intriga, las de crimen, las de terror, las películas para los niños y también las que ponían ante los ojos la mejor ciencia ficción. Sentados cómodamente con el tarro de pochoclo y el enorme vaso de gaseosa compartido.

Los magníficos filmes argentinos y también la galería de películas extranjeras cada semana eran la novedad y el placer de tantos cinéfilos que tiene la ciudad de Esperanza pero también las comunidades convecinas que venían a disfrutar, como de Franck, Pujato, Las Tunas, San Jerónimo Norte, Humboldt o Cavour.

Este 2020 está siendo un año extraño. Con la pandemia del coronavirus acechando el mundo, las superproducciones se han ido posponiendo en una cascada de cancelaciones y retrasos infinita.

Sin dudas que con las presentaciones de los protocolos ya hechas, quedará en estudio cómo habilitar los cines por provincias, pero también, se necesitará tener el producto a exhibir, lo cual es una tarea nada sencilla, sobre todo para aquellos cines que se encuentran en el interior del país; y que los mismos dispongan del tiempo suficiente para los amantes del cine dado que las salas serán reducidas al 50%.

Ultima información
Las dos Cámaras que agrupan a exhibidores nacionales por un lado y extranjeros por otro (Fadec y Caem), ya tienen listo un protocolo que sólo espera la aprobación del Gobierno nacional para ponerlo en práctica.

“Tenemos la convicción que nuestra actividad no debería ser considerada como riesgosa ante esta pandemia en la medida que apliquemos un protocolo que evite las aglomeraciones, respete el distanciamiento tanto entre los espectadores como con nuestro personal, y se extremen las medidas de sanitización e higienización” dicen las Cámaras.

Si bien el protocolo es extenso porque establece todos los procesos internos, de capacitación, de seguridad e higiene, básicamente se promoverá la venta a través de sistemas digitales para evitar las esperas en boletería. Se instalarán estaciones de sanitización dentro de los complejos, se programarán las funciones con amplios intervalos para sanitizar, y se distanciarán inicios y finales de cada película para minimizar el encuentro de espectadores.

Entre los estrenos que se encuentran en “gateras” están la argentina “Corazón Loco”, “Mulan”, y se suman “El conjuro 3”, “Black Widow”, “Mujer Maravilla 1984”, la última de James Bond y “Rápidos y Furiosos 9”.

 

 

Compartir:
Fuente: 
 
 
Ver más notas sobre: Bajo Demanda
 
 
Recibí nuestras alertas de actualización y mantenete atento a las novedades que te proponemos, desde el resumen de medios mas importante de la provincia.
 

Tambíen te puede interesar...

 
Diseñado y desarrollado por Quarter Studios