“Ni sabe ni quiere investigar”

La querella de Cristina Fernández de Kirchner presentó hoy lunes el pedido de recusación contra la jueza federal María Eugenia Capuchetti, quien instruye en la causa por el intento de asesinato que la Vicepresidenta sufrió el pasado 1 de septiembre en la puerta de su departamento en Recoleta. Apoyó su planteo en la convicción de que el accionar de la magistrada fue, “como mínimo, negligente” desde “el primer día de la investigación”.

Si bien la recusación se motorizó a partir de las diferencias entre la jueza y la querella en cómo de abordar la denominada “Pista Casablanca” -que investiga si el diputado Gerardo Milman de Juntos por el Cambio sabía que se produciría un ataque contra la Vicepresidenta- el escrito recorre una serie de decisiones de la magistrada que provocaron la pérdida de confianza por parte de la víctima.

A través de su cuenta de la red social Twitter, Fernández de Kirchner compartió el documento que sus abogados presentaron, donde se detallaron las anomalías que ellos consideraron cometidas en el marco de la investigación. En el mensaje, la exmandataria describe “irregularidades y arbitrariedades” que Capuchetti cometió “desde el primer día, cuando se borró el celular de (Fernando André) Sabag Montiel”.

En el escrito de 37 páginas, puede leerse que los abogados José Manuel Ubeira y Marcos Aldazabal sostienen “un sinfín de actitudes de la magistrada que no nos dejan otra alternativa que recusarla”. El mismo deberá ser respondido, en primera instancia, por la propia jueza.

Esta querella detectó actuaciones, como mínimo, negligentes por parte de la jueza desde, literalmente, el primer día de investigación. Estas situaciones ya hubieran sido suficientes para que la instrucción fuese remitida a otro juez”, sostuvieron los representantes de la Vicepresidenta en referencia a la causa en la que se investiga el intento de magnicidio.

Los letrados distribuyeron el escrito en subtítulos, a partir de los cuales fueron enumerando una serie de “errores” que les hicieron perder la confianza en la imparcialidad de la magistrada. Entre ellos, destacan la pérdida de información del teléfono de Fernando André Sabag Montiel, así como las demoras en la detención de sus supuestos cómplices Brenda Uliarte (procesada como coautora) y Nicolás Carrizo (procesado como partícipe secundario).

Ubeira y Aldazabal cuestionaron también la forma en la que la jueza abordó la pista que conducía a un dirigente de Nueva Centro Derecha, llamado Hernán Carrol, a quien el agresor había designado para que le nombrara un abogado mediante una carta escrita desde su lugar de detención. Además, por el manejo de la línea de investigación en la que surgió el nombre del diputado nacional Gerardo Milman.

“La decisión fue confiar en la imparcialidad de la Dra. Capuchetti y en que las falencias de la pesquisa fueran solo errores. A casi dos meses y medio del atentado, una serie de resoluciones netamente arbitrarias y la total parálisis investigativa nos han convencido de una manifiesta parcialidad contra esta parte”, sostuvieron los abogados en la introducción del texto.

La magistrada decidió no delegar la instrucción, pero, paralelamente, no impulsó una sola línea investigativa, no realizó preguntas a los testigos y bloqueó toda hipótesis que vaya más allá de Brenda Uliarte, Fernando André Sabag Montiel y Gabriel Nicolás Carrizo”, afirmaron los abogados.

“Por la naturaleza del caso, su apartamiento no solo tiene que ver con los derechos de esta querella, sino que es imperante para que la sociedad argentina conozca la verdad acerca de lo sucedido. Ya nos hemos cansado de vivir en la incertidumbre debido a la impericia o, directamente, el accionar delictivo de la justicia”, sentenciaron.

LC con información de agencia Télam

 

Compartir:
 
 
Ver más notas sobre: Frases
 
 
Recibí nuestras alertas de actualización y mantenete atento a las novedades que te proponemos, desde el resumen de medios mas importante de la provincia.
 

Tambíen te puede interesar...

 
Diseñado y desarrollado por Quarter Studios