Entrevista a Luis D’Elía: “Hice amigos en la cárcel”

Picante cruce con el piquetero. Su vida en prisión y la televisión que llevó al penal de Marcos Paz. Su insólita teoría sobre un “Plan Cóndor 2” orquestado por Estados Unidos para controlar la región.

Noticias: Lo noté con pocas ganas durante la entrevista.

Luis D’Elía: (Silencio). Sí. A NOTICIAS le doy una nota y pone lo que quiere.

Noticias: ¿Y para qué da esta entrevista entonces?

D’Elía: La hago para… para cumplir.

Noticias: ¿Cumplir? ¿Con quién?

D’Elía: Con los que puedan no pensar como yo. (Mira al celular que trajo y que grabó toda la conversación). No todos tienen que pensar como yo.

El móvil, que sostiene un colaborador del dirigente y que hace las veces de cámara, sigue atento las palabras del recién salido de prisión. De fondo suenan el rechinar de los vasos y cubiertos de una atestada pizzería en la esquina de la Plaza Miserere, que durante cuarenta y cinco minutos oficiarán como música de ambiente de una tensionante charla. En ese lapso, D’Elía se va a mostrar distante, fastidioso, casi encaprichado con embarrar la nota. Sus respuestas, salvo cuando se enoje contra “los hijos de puta” de Bonadio y de Garavano, a quienes acusa de haber conspirado junto con Macri para detenerlo durante más de cuatro meses en el penal de Marcos Paz, van a ser escuetas, cortas. “Fui preso político por decisión del Presidente, que sigue las líneas de un plan continental de Estados Unidos para detener a cuanto opositor al neoliberalismo haya”, asegura D’Elía, que sostiene que hay un intrincado “Plan Cóndor 2” orquestado desde la potencia mundial para someter a la región. “Que no lo quieras ver es problema tuyo”, le dirá a este cronista cuando se le pregunte si quizás Trump y los suyos no tienen nada mejor que hacer que detener a miembros de un partido político local que viene de perder tres elecciones al hilo. “Es que hay 2019, el peronismo se está acercando, y Macri está arruinado, la economía está muy mal”, explicará.

Su reciente libertad, en el 24 de marzo, no es el único motivo que tiene para festejar. “¡Y Luis D’Elía tenía razón!” es el último libro que publicó Carlos Escudé, donde el intelectual defiende la posición del dirigente y del kirchnerismo sobre el Memorándum con Irán del 2013, acción por la cual el juez Claudio Bonadio lo detuvo a fines del año pasado. “Todavía no me crucé a Escudé, pero lo que hizo es un trabajo impecable”, dice el piquetero. “La verdad, no me puedo quejar, la calle me recibió bien”.

Noticias: ¿Cómo era la vida en prisión?

D’Elía: Dura, como la vida de cualquier cárcel. En Marcos Paz viví con 50 presos comunes, pero no tuve ningún problema con ellos y menos con el servicio penitenciario. Caminaba mucho por el pabellón, hora y media a la mañana y hora y media a la tarde, y después leía mucho. Escuchaba la radio también, hasta que un día me la sacaron. En las cárceles sólo están los pobres.

Noticias: Y los ex funcionarios.

D’Elía: No.

Noticias: Sí, hubo más de diez detenidos del gobierno K.

D’Elía: En Marcos Paz había tres detenidos entre cinco mil. Hoy hay 19 presos políticos, como era yo. Lo que no hay es un pabellón que se llame “Panamá Papers”.

Noticias: ¿Cómo era la relación con los presos?

D’Elía: Muy buena. Estar con pibes de extracción humilde no era ninguna novedad para mí. Me llevé muy bien con todos, la pasaba muy bien, hice amigos y sigo hablando con varios por teléfono. Estaba en un pabellón con 50 celdas, una sala de estar común, que cuando yo llegué no había ni tele. Llevé una tele y un horno.

Noticias: ¿Quiénes eran?

D’Elía: Pibes del conurbano.

Noticias: ¿Detenidos injustamente como usted piensa que fue?

D’Elía: Eso no te lo voy a decir.

Noticias: ¿Por qué no?

D’Elía: Porque no.

 

Compartir:
Fuente: 
 
 
Ver más notas sobre: El País
 
 
Recibí nuestras alertas de actualización y mantenete atento a las novedades que te proponemos, desde el resumen de medios mas importante de la provincia.
 

Tambíen te puede interesar...

 
Diseñado y desarrollado por Quarter Studios