Para la Anses, la variable de ajuste son los jubilados

A raíz de la sanción de la ley 27.260, Anses comenzó con su plan de ajuste de los beneficios previsionales. Si bien esta ley es la famosa ley de Reparación Histórica donde muchos jubilados vieron incrementos en sus haberes, los índices ahí dispuestos son muy distintos a los que fueron ordenados por la Corte Suprema de Justicia de la Nación en el fallo Eliff, disminuyendo sensiblemente los haberes previsionales con respecto a los obtenidos judicialmente.

En concordancia con la sanción de la ley 27.260, el Poder Ejecutivo de la Nación emite el decreto 807/2016 donde lleva los índices de la Ley de Reparación Histórica a todos los nuevos beneficios otorgados a partir del mes de agosto de 2016. Ahora bien, nos encontramos dos grupos: uno que está integrado por aquellos jubilados y pensionados que por algún motivo -ya sea de salud o económico- optaron por aceptar la oferta que le acercó Anses y firmaron el acuerdo Transaccional, homologando el mismo con la renuncia que implica a todo tipo de proceso judicial en contra del organismo previsional; y el segundo grupo integrado por aquellos que optaron por rechazar la oferta y continuar o iniciar un proceso judicial para la obtención de un beneficio previsional más elevado y acorde a la jurisprudencia emitida por la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

A raíz de que las expectativas del organismo que encabeza Emilio Basabilvaso y del Poder Ejecutivo no fueron las esperadas con respecto al porcentaje de las firmas de acuerdos, renuncias a los juicios y a la cantidad de nuevos procesos judiciales (los cuales aumentaron drásticamente), Anses empezó a presionar a la Justicia a fin de que se apliquen los índices dispuestos en la ley de Reparación Histórica Forzosamente en contra de la voluntad de los beneficiarios que rechazaron la oferta y en contra de la letra misma de la ley que dispone en su artículo 4to. que es voluntario.

En este sentido Anses dicta el 3 de abril la Resolución 56/2018 ordenando, para los beneficios previsionales que fueron otorgados con anterioridad al 1 de agosto de 2016, la aplicación del índice combinado compuesto por las variaciones del Índice Nivel General de las Remuneraciones (INGR), de la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (RIPTE),) que son los establecidos en la ley 27.260 de reparación histórica, solicitando a la Justicia su aplicación.

Una vez más caemos en que lo que antes criticamos ¡ahora lo hacemos!, con tal de utilizar a la clase pasiva como variable de ajuste y así ahorrarse Anses de pagar haberes previsionales concordante a la jurisprudencia de la Corte Suprema, porque no acepta que rechacen las ofertas, intenta que la Justicia cambie su postura y aplica los indices de la reparación histórica a la fuerza, como fue no mucho tiempo atrás, en el año 2008, cuando se abrió la opción para el traspaso de las AFJP al sistema de Reparto lo cual estaba vedado por ley.

Al no ser la cantidad de traspasos que buscaba Anses la prevista , se sancionó la ley 26425 ley de eliminación de las AFJP, estableciendo compulsivamente la vuelta al sistema único de reparto a todos los afiliados del país, situación largamente cuestionada por integrantes del presente Poder Ejecutivo de la Nación donde decían que no se respetaba la voluntad de los afiliados, y que ahora intentan imponer a la fuerza la reparación histórica a los jubilados que rechazan las ofertas del Anses y buscan en la Justicia una solución en sus haberes previsionales para poder pasar sus últimos años con tranquilidad y no pidiendo ayuda a su familiares o amigos.

El tema está en manos de la Corte de Justicia de la Nación, a la espera de un fallo donde miles de jubilados y pensionados tienen esperanza de que se cumpla con la seguridad jurídica y congruencia de los fallos del máximo tribunal del país, donde ya varios Jueces de Primera Instancia de la Justicia Federal de la Seguridad Social modificaron sus fallos en favor de Anses, que para suerte de nuestros abuelos la Cámara Federal de la Seguridad Social en sus tres Salas mantiene su postura y no acepta la aplicación de los índices de la Reparación Histórica para los haberes de aquellos abuelos que no aceptaron la misma evitando hasta el presente que la variable de ajuste sea nuestra tan castigada clase pasiva.

 

 

Compartir:
Fuente: 
 
 
Ver más notas sobre: El País
 
 
Recibí nuestras alertas de actualización y mantenete atento a las novedades que te proponemos, desde el resumen de medios mas importante de la provincia.
 
Diseñado y desarrollado por Quarter Studios