La Picasa: siguen los ecos de la audiencia en la Corte

La diputada nacional electa Lucila Lehmann aclaró que su presentación “no fue en contra de la provincia de Santa Fe”.

Como un eco de la audiencia celebrada en la Corte Suprema de Justicia de la Nación, la diputada nacional electa por Santa Fe de Cambiemos Lucila Lehmann aclaró que la presentación de “amicus curiae” en la Corte Suprema de la Nación, realizada junto a la diputada porteña Elisa Carrió, “no es contra la provincia de Santa Fe, sino que sólo intenta echar luz sobre la inacción de los gobiernos que en los últimos años no han realizado obra alguna para contener la situación, lo que provocó no sólo el crecimiento descontrolado de la laguna, sino el consiguiente quebranto para gran cantidad de productores”. En ese sentido, piden a la Corte Suprema que dicte una resolución en el corto plazo.

La audiencia fue convocada por la Corte nacional, que es el tribunal originario, o sea, de única instancia cuando se presentan conflictos entre dos provincias. En este caso, Buenos Aires planteó una queja contra Santa Fe por el ingreso de aguas. A partir de ello, el alto tribunal vio el expediente y convocó a las distintas partes: Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba y al Estado nacional. Previo a las posturas de las partes hubo un tiempo para escuchar a cinco particulares damnificados, algunos de ellos, representantes de instituciones intermedias.

Los cinco jueces del Tribunal (Ricardo Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco, Juan Carlos Maqueda, Carlos Rosenkrantz y Horacio Rosatti), hicieron preguntas a todos los expositores sobre distintas alternativas y compromisos.

En el escrito presentado el pasado miércoles 1º de noviembre, Carrió y Lehmann señalaron la responsabilidad de la provincia de Santa Fe y de sus funcionarios por no haber realizado el Plan Director de los Recursos Hídricos y agregaron que no hay siquiera proyectos de las obras a ejecutar, lo que demuestra que los funcionarios son responsables de la situación de catástrofe actual dentro de su territorio.

Medidas “desacertadas”

Por su parte, Ángel Borrello, miembro directivo de la Sociedad Rural de Rosario, quien participó de la audiencia, afirmó en su intervención ante la Corte que “una lista de medidas desacertadas desde lo ambiental, lo técnico o del simple sentido común se fueron sucediendo a partir de la apertura de un canal, el Castellanos, al oeste de La Picasa, que se convierte en el inicio y el anuncio de todas las calamidades que se fueron sucediendo después”.

También dijo que “luego se fueron agregando otros canales aguas arriba y de a poco, se creó artificialmente una cuenca donde antes no existía más que una laguna poco profunda, chica, que hasta casi desaparecía en los períodos secos”, y que “Santa Fe no tenía en esa época un Plan de Manejo Hídrico integral, como tampoco lo tiene ahora”.

En tanto, el senador provincial Lisandro Enrico solicitó al tribunal superior que “adopte una resolución que permita obligar, de alguna manera, a tomar medidas para permitir el escurrimiento de aguas. La laguna La Picasa a esta altura no puede ser considerada una cuenca cerrada. Hay que permitir la circulación del agua hacia los lugares de evacuación natural, que pueden ser, en primer lugar, la cuenca del río Salado, que termina depositando el agua en el mar argentino a través de la bahía de Sanborombón”.

Enrico pidió también que se avance con la posibilidad de escurrir los excedentes hídricos hacia la cuenca del río Paraná, adaptando para ello la salida por al Arroyo Pavón”.

 

Compartir:
Fuente: 
 
 
Ver más notas sobre: La Provincia
 
 
Recibí nuestras alertas de actualización y mantenete atento a las novedades que te proponemos, desde el resumen de medios mas importante de la provincia.
 

Tambíen te puede interesar...

 
Diseñado y desarrollado por Quarter Studios