Sain defendió los proyectos de reforma policial

En una conferencia de prensa vía zoom, el ministro de Seguridad brindó detalles de las tres iniciativas que ingresaron la semana pasada por la Cámara de Diputados. Entre los puntos que enumeró, se destacan la cogestión de la seguridad con los intendentes y regionalizar a la fuerza para que los uniformados puedan prestar servicios en los lugares de donde son oriundos.

El ministro de Seguridad de Santa Fe, Marcelo Sain, presentó ayer sus tres leyes de reforma policial en una videoconferencia con medio centenar de periodistas de toda la provincia. Luego de invitar a leer a los comunicadores el extenso trabajo, destacó algunos puntos sensibles: el de la problemática de «la violencia con armas, que muchas veces salen desde el propio aparato estatal que debe cuidarlas». También apostó a «cogestionar la seguridad con los intendentes» y apuntó a la «regionalización de la policía», para que los uniformados puedan prestar servicios en los lugares de donde son oriundos, asi como a la profesionalización de la fuerza: «No puede ser que un policía pase por dos, tres, cuatro o cinco destinos en distintas áreas, hay que especializarse».  Finalmente apuntó hacia el debate político que se viene con este paquete de leyes: «Vamos a debatir, a polemizar y a acordar seguramente con todos los sectores políticos, porque este sistema de seguridad que tenemos es cavernícola», por lo antiguo. Y lanzó entonces una frase que disparó las sonrisas de los participantes de la  videoconferencia: «Pero no hay que confundirse sobre los acuerdos necesarios; como decía el general Perón ‘que me guste el jamón no quiere decir que me encame con la chancha'».

Al explicar los ejes del proyecto de ley de Seguridad Pública que fue girado por el Ejecutivo a la Legislatura, Sain remarcó que no se está «inventando nada, sino que por el contrario,  muchos de los puntos incluídos en el proyecto son cosas que se quisieron llevar adelante en gestiones anteriores y, por incapacidad o falta de voluntad, no se lograron”.

Una de esas cuestiones es “diferenciar los servicios policiales por especialidad”, comentó el funcionario quien explicó que “ese punto estuvo en la reforma que se propuso tras la crisis de 2013. La formuló (Raúl) Lamberto (ex ministro del Frente Progresista) pero no se pudo hacer”.

Sobre las propuestas incluídas en el proyecto, el titular de la cartera de Seguridad de la provincia explicó que “se trata de instrumentos y dispositivos para que la seguridad pública sea gestión del gobierno político y no de las policías. Los policías son instrumentos”.

Tal como había dicho días atrás volvió con la idea de que la «gestión de la seguridad, qué tipo de policía estructurás y cómo los hacés trabajar, corresponde al poder político, a quienes gobiernan».

En el mismo sentido, Sain preguntó: “Si no había observatorio del delito, ¿cómo vas a planificar una política de seguridad si no sabés qué delitos ni dónde se cometen?”, destacando así la creación de un organismo que analiza la evolución del delito.

Al ser consultado sobre el debate en la Legislatura, el ministro espera que “haya un debate democrático, amplio, donde cada uno pueda exponer sus posiciones, disidencias y acuerdos, pero supongo que va a haber consenso en esta materia”.

La “estrategia de seguridad preventiva para grandes centros urbanos” plantea desarrollar análisis criminal, con una mayor capacidad de gestión informática y la preparación para los policías para planificar operaciones especiales orientadas al trabajo preventivo de delitos comunes y complejos, como así también implementar dispositivos de control policial.

La apuesta del gobierno es que con este nuevo esquema más moderno y con mayor tecnología la seguridad se transforme en un instrumento preventivo, para que el policía, en base a mapas delictivos y a información de análisis, pueda llegar antes de que estallen los problemas en una determinada zona. Este plan se llevará adelante a través de seis “centros de análisis y operaciones policiales”.

Sain avanzó también en la aclaración de que «no van a convivir en un mismo distrito los dos sistemas, el nuevo y el viejo, sino que se elegirá una zona y se aplicará el nuevo». Siempre y cuando esta claro, que sea aprobado por la Legislatura.

El ministro de Seguridad repitió también, como en las últimas jornadas, que «en Santa Fe, la policía está regida por una base normativa que nunca se alteró desde 1975 y requiere una actualización de la ley orgánica». Y delineó como principales ejes  «la gestión del conocimiento en seguridad, las políticas para prevenir la violencia con armas de fuego, un nuevo esquema de formación y capacitación, la coordinación entre provincia y municipios, la delimitación de los servicios de seguridad privada y el control legislativo en seguridad pública».

 

 

Compartir:
Fuente: 
 
 
Ver más notas sobre: La Provincia Policiales
 
 
Recibí nuestras alertas de actualización y mantenete atento a las novedades que te proponemos, desde el resumen de medios mas importante de la provincia.
 

Tambíen te puede interesar...

 
Diseñado y desarrollado por Quarter Studios