Buyatti, otra empresa de la región jaqueada por la crisis.

Este sábado vence el único contrato que tiene la firma Buyatti para seguir operando, con Molinos Cañuelas. Los trabajadores de la planta fabril situada en Puerto San Martín atraviesan una situación desesperante, luego de que el pasado martes entrara formalmente en procedimiento de crisis. La última audiencia en el Ministerio de Trabajo propició un revés significativo para gremialistas y empleados de la empresa procesadora de granos de soja, en su afán por preservar las fuentes laborales.

Asimismo, en el último encuentro ministerial, el directorio de Buyatti propuso abonar una suma no remunerativa de 13 mil pesos a los empleados, hasta que se resuelva el conflicto. “La empresa no dio lugar a negociación. Directamente se presentó en la audiencia con el procedimiento de crisis y la propuesta del monto no remunerativo sin tiempo fijo. Sin aportes, ni obra social”, lamentó Daniel Succi, secretario de gremiales del Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros (Soea) del departamento San Lorenzo.

El pasado miércoles, el Soea convocó a los trabajadores de Buyatti a una asamblea en la puerta del predio fabril, a fin de definir un plan de acción tendiente a la reactivación de la planta. Desde hace casi un mes que los empleados están suspendidos y no tienen actividad laboral, debido a que no apareció otro interesado en darle continuidad a este sistema de producción, denominado fasón. Actualmente, la firma alquila la planta y el trabajo de su personal a otras empresas para la elaboración de aceite, lecitina y harina de soja.

El secretario general del gremio, Pablo Reguera, aseguró que “a los trabajadores les cayó muy mal la noticia. No esperaban esta imposición de la empresa. Los muchachos decidieron organizarse para realizar medidas de protesta. La próxima semana marcharán a la Cámara de Comercio y desde el sindicato vamos a apoyar mientras tocamos puertas y mantenemos charlas a ver si aparecen las toneladas de semilla que necesita Buyatti para poder continuar”.

En una asamblea que se llevó a cabo en los portones de la fábrica, los trabajadores se mostraron “indignados” por el monto ofrecido y además porque quieren “volver a trabajar y no cobrar sin hacer nada”. La próxima audiencia en el Ministerio de Trabajo será el martes 10 de abril.

 

Compartir:
 
 
Ver más notas sobre: Sensaciones
 
 
Recibí nuestras alertas de actualización y mantenete atento a las novedades que te proponemos, desde el resumen de medios mas importante de la provincia.
 

Tambíen te puede interesar...

 
Diseñado y desarrollado por Quarter Studios