Último Momento

De Cambiar poco, El Intendente de Olavarría echa a su mano derecha para limpiar su imagen.

 
18 de Marzo de 2017

El cambio que prometía el PRO en la manera de hacer política no aparece, más bien lo que puede percibirse es más de lo mismo.

Tras los dos muertos y los 25 heridos que dejó el show del IndioSolari en Olavarría, el Intendente Ezequiel Galli intenta limpiar su controversial figura echando a su mano derecha, el jefe de Gabinete Jorge Larreche.

El intendente del PRO quedó complicado en la “organización” del fatídico recital, al impulsar y reconocer que buscaban que más de 300.000 personas copen el predio La Colmena -con capacidad para 200.000- el pasado sábado.

 Además, circularon videos donde es él mismo quien intercede entre la producción del show y los vecinos para organizar la venta de bebidas alcohólicas.

Pese a vérselo apesadumbrado durante la conferencia de prensa que brindó luego de los incidentes, el Intendente comenzó a estar en la mira de la Justicia luego de conocerse los entretelones de la llegada del Indio a Olavarría.

Al verse acorralado, comenzaron a darse las primeras bajas de su entorno. El primer “sacrificado”, no es sólo su hombre de confianza, sino también su padrino político.

En los sucesivos días, es posible que se de alguna que otra baja, considerando que la vida política de Galli comienza a pender de un hilo.

Larreche fue viceministro de Agricultura y Ganadería y presidente del INTA. En una entrevista radial, Según el propio mandatario, en una entrevista radial su “padrino político” habría anticipado la presencia de 350.000 personas en Olavarría.

Esta semana el ministro del Seguridad, Cristian Ritondo, pasó por la localidad bonaerense pero nunca se lo vio con Galli. Por otro lado, la gobernadora María Eugenia Vidal, se pronunció sobre la tragedia, pero evitó hablar del jefe comunal.

A ello se suma que varios funcionarios provinciales aportaron a la investigación copias de la ley 11.825 que impide la venta de alcohol en espectáculos públicos en un perímetro de 200 metros, buscando cargar las tintas sobre el Intendente.

 
 
 
 
 
 
Compartilo en las Redes sociales
Fuente:   
Ver más notas sobre: Sensaciones